De seguro que has escuchado sobre Scrum, pero no sabes qué es realmente.

Esta visión general te permitirá hacerte una idea, antes de entrar en materia.

Lo tradicional

Lo tradicional en cuanto a desarrollo, es descomponer un proyecto en varias fases, y realizar tareas que se definen dentro de cada fase. Este enfoque se conoce como “staged-gate”.

Se inicia con la demanda del cliente, o una necesidad que debe ser atendida. Tras la identificación de las necesidades del cliente, el desarrollo se mueve a través de las distintas fases (del proceso de lanzamiento del producto), hasta llegar al proceso de prueba final, después del cual el producto pasa a producción y finalmente es entregado al cliente.

En el uso de un modelo en casacada extremo (sin solapamiento), cada una de estas fases llega a su fin antes de empezar la siguiente.

En la actualidad, esa falta de solapamiento entre fases es muy raro que ocurra en proyectos reales. Y no existe una regla que indique con qué frecuencia actualizar las especificaciones, los productos y la verificación de actividades.

La siguiente lista muestra un esquema general de los pasos que se siguen durante el proyecto:

  1. Voice of Customer
  2. Design and Development
  3. Verification
  4. Production

Las empresas pueden romper estas 4 fases y considerar más “gates”. Por ejemplo, los procesos de lanzamiento usados por la Ford Motor Company tiene al menos 12 gates.

Aquí es donde Scrum marca la diferencia

  • El desarrollo de productos usando el enfoque de Scrum siempre incluye actividades que se deben realizar periódicamente, tales como los daily scrum meetings y los sprint meetings.
  • El equipo de desarrollo emite varios entregables del producto, mejorando incrementalmente el producto con el tiempo.
  • En cada incremento, verificamos y luego entregamos el producto al cliente, a fin de obtener feedback del mismo.

En Scrum, esta frecuente repetición permite que se realicen cambios que surgen de forma imprevista durante el desarrollo. En vez de prevenir cambios, Scrum y las metodologías ágiles en general, proponen que el producto se adapte a las exigencias de los clientes en el tiempo.

¿Qué ocurre con los planes de proyecto?

Para el caso de las técnicas convencionales de gestión de proyectos, usualmente el project manager, con la complicidad del equipo de desarrollo, crean un plan de proyecto que puede abarcar varios meses, o incluso algunos años de desarrollo.

Scrum evita un pronóstico rígido, pero no prohíbe los planes de proyecto.

El enfoque de Scrum puede trabajar dentro de los límites de un plan de proyecto. Sin embargo, desde la perspectiva de Scrum, los horizontes de planificación se determinan en base a semanas, no años, y las actividades programadas son explícitas y alcanzables.

¿Cómo se hacen los acuerdos con los clientes?

Con Scrum, inauguramos un proyecto identificando los entregables. Estos definen el alcance del proyecto, y representan lo exigido por el cliente.

Durante esta fase, identificamos funciones específicas y expectativas de rendimiento respecto al producto esperado, que posteriormente constituirán nuestro product backlog.

En síntesis, el product backlog es un listado de todos los puntos que deben implementarse en el desarrollo.

¿Cómo funciona Scrum?

Perfecto. Has llegado hasta aquí, y lo que más te puede interesar es entender cómo funciona Scrum en pocos segundos.

Etiquetas → scrum agile

Si algo no te quedó claro, escribe un comentario aquí debajo, y estaré encantado de ayudarte. Además recuerda compartir el post si te resultó de ayuda. Gracias!